Cerrar

Volver a la sección Noticias

All for Printing

En muchos sectores industriales, el PVC ha ido cediendo terreno a otros materiales llegando, incluso, a desaparecer. En cambio, en la industria gráfica, cuando se trata de aplicaciones exteriores, el PVC sigue siendo el rey. ¿A qué se debe? Hablamos con algunas de las empresas que van a estar presentes en Graphispag sobre este material y sus alternativas.

Imagen cedida por All for Printing

El PVC ofrece una durabilidad exterior excelente, una gran conformabilidad y fácil imprimabilidad. Sin embargo, libera dioxinas a la atmósfera si se incinera. Y es que, aunque es un plástico reciclable, los usos y las transformaciones que sufre en las aplicaciones gráficas lo vuelven difícilmente reciclable -presentado en forma de soporte autoadhesivo, o láminas de PVC espumado, por ejemplo-. Además, sus aplicaciones suelen implicar diseminación del producto, lo que prácticamente descarta la recogida del mismo en cantidades suficientes para el posterior reciclaje. Otro aspecto a tener en cuenta es el tiempo necesario para la degradación de cada material, y en este sentido, el PVC sale muy mal parado.

De todas formas, hay que tener en cuenta que tiene algunas ventajas en relación a otros termoplásticos que se venden como alternativa, también desde el punto de vista medioambiental. Por ejemplo, si bien la masa de plásticos como el PU, el PET o las PO derivan en un 100% del petróleo, no es el caso del PVC. Más de la mitad de la masa del PVC es cloro, que no proviene del petróleo. Además, su mayor durabilidad evita su reemplazo frecuente.

Imagen cedida por All for Printing

Hay vida más allá del PVC

Según diversas fuentes, se estima que alrededor de un 20% del total de la producción de PVC se destina a embalajes o usos gráficos. A la hora de pensar en alternativas al PVC, suelen ser los clientes del sector gráfico, en especial las grandes corporaciones, los que promueven este paso, antes que el propio impresor.

Imagen cedida por All for Printing

Pedro J. Martínez, CEO de All for Printing, explica que en su empresa disponen de una amplia oferta de productos libres de PVC, con más de 60 productos para la impresión digital que son capaces de sustituir al PVC en una amplia mayoría de aplicaciones. Estos productos van desde poliolefinas a lonas hechas de poliéster y poliamida, pasando por tejidos. Son alternativas que ofrecen excelentes propiedades químicas y mecánicas para aplicaciones muy exigentes.

Por su parte, Armando Motta, CCO de la empresa Decal, asegura que tienen un compromiso Think Green, por lo que apuestan por opciones alternativas al PVC convencional sin poner en peligro la eficacia de los productos. “Nuestra gama PVC Free incluye films PP -polipropileno- para impresión, laminación y decoración de interiores, cuya producción no incluye plastificantes, ni dioxinas perjudiciales y, además, pueden ser reciclados”, concluye Motta.

Armando Motta, CCO de Decal y Digidelta

Soluciones sostenibles, un camino irrenunciable

La búsqueda de soluciones más ecológicas es transversal en la impresión digital de gran formato. Así lo afirma Motta: “Notamos una demanda ascendente, pero sentimos que el cambio va a llevarse a cabo más despacio de lo esperado. No obstante, estamos seguros que a medio plazo el mercado tomará conciencia sobre la importancia de estos productos sostenibles y acabará por aceptar por completo el PVC Free”.

Imagen cedida por All for Printing

Martínez, de All for Printing, coincide con Motta en la tendencia al alza de materiales verdes. “Apostamos por ello porque serán los materiales que se empleen de aquí a unos años y ya son muchas las marcas que, en coherencia con sus políticas medioambientales y de sostenibilidad, exigen este tipo de materiales”.

Martínez incide en el hecho de que un material, sólo por el hecho de no tener PVC, no es necesariamente sostenible. “Muchos tejidos consumen mucha agua en su fabricación, siendo el agua un recurso cada vez más escaso. También debemos tener en cuenta el análisis del ciclo de vida completo de un producto, que incluye desde la fabricación de los productos, con el consumo de recursos naturales, hasta su eliminación y posterior transformación en otros materiales. Éste debe ser el camino correcto”, concluye.

Imagen cedida por Decal

En cuanto a prejuicios acerca de los materiales ecológicos, el portavoz de Decal considera que todavía existen algunos mitos asociados a éstos, como un precio elevado y una calidad inferior. “Parte de nuestro trabajo consiste en demostrar que esto no tiene por qué ser así”, afirma Motta, para quien los productos PVC Free ya presentan precios mucho más accesibles, y el hecho de que los plastificantes no migren a la superficie del film mejora las impresiones, anula la contracción y aumenta la vida útil del vinilo. En el caso de Decal, destaca una ventaja añadida: “El liner PE, que protege ante la humedad, eliminando la ondulación y reduciendo el desperdicio de las aplicaciones”.

Graphispag, altavoz y plataforma de tendencias

Imagen cedida por All for Printing

En su oferta expositiva, Graphispag va a mostrar algunas de las alternativas al PVC. All for Printing va a presentar el Kavalan Sunlight Zero, un material que cambiará los estándares de impresión para interiores ya que en 136 días consigue una biodegradación del 91%.

En el caso de Decal, destaca el nuevo adhesivo dot matrix, que agiliza las campañas promocionales indoor, especialmente en vidrios, al ayudar a eliminar la formación de arrugas y burbujas de aire durante la aplicación. Los productos dot matrix son eco-friendly, ya que el adhesivo es a base de agua, cuenta con los beneficios ecológicos del liner PE y presenta la opción PVC Free con films PP.

Iniciativas europeas en torno al PVC

El PVC es uno de los plásticos más utilizados en el mundo, con una amplia gama de aplicaciones de larga duración en diversos sectores y que podemos ver en marcos de ventanas, tuberías, suelos, cables, equipos deportivos, muebles y una gama de dispositivos médicos. El PVC genera debate sobre los posibles efectos en la salud y en el medio ambiente. Esta discusión se refiere a muchos puntos en el ciclo vital del producto, que van desde la fabricación de la materia prima hasta el tratamiento del producto final como desecho. En los últimos años han surgido algunas iniciativas a nivel europeo que trabajan para desarrollar plásticos bajo criterios de sostenibilidad dentro de las posibilidades que ofrece este tipo de material.

La Circular Plastics Alliance tiene como objetivo impulsar el mercado de la UE para plásticos reciclados y llegar a 10 millones de toneladas para 2025. Esta alianza cubre toda la cadena de valor de los plásticos e incluye a más de 300 organizaciones que representan a la industria, la academia y las autoridades públicas.

Otra iniciativa a nivel europeo es VinylPlus, el compromiso de la industria europea del PVC con el desarrollo sostenible, trabajando para mejorar el rendimiento sostenible del PVC.

Imagen cedida por All for Printing

Cristina Benavides, colaboradora de Graphispag