Digidelta: innovación, calidad y competitividad

20 marzo 2019

La empresa portuguesa ha apostado por una estrategia de continuo crecimiento y evolución para sortear contextos económicos desfavorables y consolidarse como referente de la impresión en gran formato.

Más allá de la publicidad que generan, los premios empresariales son el reconocimiento social a una labor bien hecha. Que Digidelta haya sido reconocida como una de las seis mejores empresas de Portugal en el capítulo de exportación en los últimos Prémios Fazemos BEM del periódico Jornal de Notícias habla de la acertada estrategia de internacionalización de la compañía, que le permitió surfear con solvencia el temporal de una crisis económica especialmente virulenta en Portugal y consolidarse como empresa hegemónica del sector de la impresión en su país. "Somos una empresa volcada en la exportación y estamos presentes en más de 40 países con una fórmula simple: innovación, calidad y competitividad", explica el director de desarrollo de negocio de Digidelta, Armando Mota.

Imagen cedida por Digidelta

Digidelta nació en 1986 como un desarrollador de software para pymes y, especialmente, para la industria gráfica, pero con los años se ha consolidado como el referente en Portugal en la creación de nuevos productos gráficos y suministrador de maquinaria de impresión (especialmente de gran formato), con un espíritu claramente innovador. Una de las decisiones que le han llevado a esta posición es la alianza con la marca japonesa Mimaki para la distribución exclusiva de sus impresoras en la Península Ibérica.

"Se trata de uno de los fabricantes más innovadores y punteros del sector y eso nos ha aportado mucha repercusión", analiza Mota, quien destaca productos como las impresoras cortadoras con tintas UV LED blanco y barniz (Mimaki UC/V300), las máquinas de sublimación de alta calidad con capacidad para contener bobinas de papel mini-jumbo (Mimaki TS55 1800) y las series de impresoras capaces de trabajar todo tipo de tintas, superficies y formatos como claves para entender el éxito de la firma.

Imagen cedida por Digidelta

La evolución de la empresa y su capacidad de adaptación a un entorno económico cambiante a los largo de sus 33 años de historia explican su posición hegemónica en el sector luso de la impresión, con más de 150 trabajadores y una facturación de 40 millones de euros anuales. "Hemos tenido que ir adaptando la empresa a las exigencias del mercado, lo que nos ha llevado a hacer inversiones y ejecutar estrategias de crecimiento en momentos económicos muy difíciles. Esta apuesta por crecer, junto con la confianza en nuestros productos, grandes inversiones, innovación y la dedicación del equipo explican el liderazgo de la compañía".

Decal como bandera de la innovación

Si la distribución de la maquinaria Mimaki habla de la vocación innovadora de Digidelta, su línea de soportes para la impresión digital reafirma este espíritu. Decal es la apuesta de futuro de Digidelta. Una línea de negocio que ya ha sorprendido al mercado con productos como su gama de laminados con tres características únicas: cristal clear –laminado ultratransparente sin efecto lechoso-, high tack –adhesivo de alto rendimiento libre de disolventes y especial para pegar en impresiones UV) y no silvering –laminación sin burbujas de aire.

"Tanto la distribución de los equipos Mimaki, como la venta de pantallas LED y el desarrollo de Decal se complementan en nuestra oferta dirigida a la comunicación visual, pero es cierto que el peso de nuestro negocio en el futuro recaerá cada vez más sobre esta última línea de soportes autoadhesivos, que son los productos más solicitados a la hora de exportar", reconoce Mota.

Imagen cedida por Digidelta

Conscientes de esta realidad, Digidelta ha hecho de Decal un campo de innovación constante, en el que se da respuesta a las exigencias de un mercado cambiante. Y una de las demandas más recurrentes en el sector es la creación de productos sostenibles, lo que ha llevado a la compañía a desarrollar la gama PVC Free. Una línea de productos que, además de ser 100% ecológica, ha sido especialmente diseñada para la impresión Latex y UV, cuenta con productos que pueden utilizarse en exteriores hasta dos años, y permite la reducción de costes en su impresión. "Ofrecemos a nuestros clientes la oportunidad de competir en el mercado con precios asequibles, sin comprometer la calidad y respetando su compromiso con el medio ambiente. De ahí que el lema de Decal sea Think Green! (piensa en verde)".

Una mirada al futuro

La cercanía al cliente para entender sus necesidades es otra de las claves del éxito de Digidelta. La empresa ha hecho del diálogo su fuente de información para detectar qué pide el mercado y, así, investigar qué soluciones puede aportar. A veces serán productos, como con Decal, otras comerciales, como con Mimaki, y, en otros casos financieras, como el Digirent. "Esta herramienta nos permite adaptarnos a la dimensión de producción y capacidad financiera de cada cliente, lo que supone muchas veces un ahorro significativo en el uso de nuestros equipos".

Éste es sólo un ejemplo de cómo Digidelta busca nuevas fórmulas, tanto tecnológicas como en servicios, para mantenerse en altos estándares de competitividad. "Buscamos nuevas fórmulas que nos hagan crecer, adaptándonos a lo que nos pide el mercado, que es producir mejor, en menor cantidad, con costes controlados y sin comprometer el medio ambiente", destaca Mota. El directivo considera que la empresa lleva diversos años recorriendo este trayecto con inversiones en nuevas instalaciones, productos, tecnologías y un equipo humano "altamente cualificado". "Solo así estaremos preparados para afrontar lo que el futuro del sector nos pueda deparar", concluye Mota.

Víctor Solvas, colaborador de Graphispag