Félix Beltrán: "El diseño debe responder a las necesidades sociales"

27 febrero 2020

Graphispag refuerza en su próxima edición el vínculo de la industria gráfica con los profesionales relacionados con las artes, el diseño y la creación visual con la incorporación de GRADA&Congrés Gràfic. Allí se van a dar cita algunos de los referentes del diseño, la infografía, la ilustración o la tipografía, entre otras disciplinas del mundo de la imagen y del diseño, quienes van a participar en un interesante programa de conferencias y talleres. Entre los ponentes más destacados se encuentra el polifacético Félix Beltrán. Diseñador, docente, pintor, dibujante, activista…son solo algunas de las facetas de este artista que protagonizará una de las ponencias más esperadas. Conversamos con el artista cubano a menos de dos meses de la celebración de la feria para que nos acerque su particular forma de entender el diseño y el papel que considera que tiene esta disciplina en la sociedad, la cultura y la política.

 

Félix Beltrán

¿Qué le ha motivado a venir a España y participar en la primera edición de GRADA, organizada por Graphispag y el Col·legi Oficial de Disseny Gràfic de Catalunya?

Para mí es un honor participar en GRADA e intercambiar experiencias, sobre todo en un evento que tendrá lugar en un área de España que se ha destacado en lo que respecta a la cultura, en las particularidades de las diversas facetas del diseño, tanto desde la teoría como desde la práctica.

A lo largo de más de 60 años de profesión y siguiendo en activo, su experiencia abarca el cartelismo, el grabado, el dibujo, la publicación de libros y numerosas disciplinas relacionadas con el universo del diseño. ¿Cómo se definiría?

Realmente el diseño es la circunstancia artificial creada por nosotros y para mí es una satisfacción estar en la práctica del diseño después de tantos años. Esto me ha permitido ir elevando el nivel de los resultados. Me defino como un apasionado del diseño, la práctica del diseño es una aspiración constante en mí y su teoría sólo tiene sentido cuando ésta repercute en elevar los resultados y sus implicaciones sociales.

¿Cuáles son las claves de un buen diseño? ¿Debe tener como elemento indispensable la finalidad de contribuir a crear una realidad social mejor?

Esto es lo principal para mí, nunca me permitiría hacer un diseño que sus resultados no repercutan en mejorar la sociedad. Esto me ha sido definitivo para, con frecuencia, no aceptar clientes con aspiraciones fraudulentas. Por lo tanto, la clave de un buen diseño radica en que éste pueda proporcionar los niveles de persuasión en un público de acuerdo con las aspiraciones. Es frecuente que se considere el diseño insuficiente o más suficiente de lo que pudiera ser en su práctica, pero este diseño parte de los contenidos porque no puede hacer algo si los contenidos no son adecuados.

Su trabajo huye de lo superfluo, prescindiendo de adornos innecesarios y elementos gratuitos. ¿Cuál es su seña de identidad?

Para mí el diseño tiene que ser versátil de acuerdo con sus contenidos, es una dosis de comunicación que aspira a la persuasión y esa dosis tiene que estar adaptada a su público. Lo simple en el diseño consiste en tener la dosis de comunicación suficiente y por lo tanto no tener de más o de menos de acuerdo con su público. En definitiva, para mí es una constante concebir el diseño como un todo, como un sistema, donde nada puede estar de más o de menos. No trato de estar detrás de las modas. Si se trata de un diseño relacionado con el barroco, éste tiene que reflejar el barroco, su esencia, o lo principal de éste.

Es conocido sobre todo por los carteles. Uno de ellos es el de la icónica imagen del Che Guevara. ¿Qué encuentra en el cartel que no tengan otros soportes?

En definitiva, un cartel sobre el Che es un contenido poderoso y que facilita el éxito del cartel. A esto me refería antes. También he trabajado bastante la marca y sus aplicaciones, entre otros medios.

En una época donde escuchamos tan a menudo la palabra creatividad, ¿considera que está sobrevalorada? ¿Se está convirtiendo en sí en un fin y no en un medio para crear un buen diseño?

La creatividad es parte de la solución de los problemas del diseño, se es creativo como medio, pero también se está en una etapa donde al parecer, al menos para mí, el hecho de atraer la atención del público de cualquier manera es el principal objetivo, lo cual no es cierto porque hay otros factores que deben completar el proceso de comunicación-persuasión.

En los 50 estudió diseño gráfico en la School of Visual Arts de Nueva York. ¿Qué significó para usted el cambio de la sociedad cubana a vivir en una ciudad como la neoyorquina?

Para mí Nueva York fue una etapa fructífera, donde me fue factible estudiar con varias de las personalidades de más alto nivel, como eran Richard Avedon, Alexey Brodovitch, Ivan Chermayeff, Bob Gill, George Tscherny, Henry Wolf, entre otros. Además, era un tiempo en que había una ebullición cultural impulsada por los europeos llegados a esa ciudad en busca de las condiciones prósperas que no les eran factibles en Europa, y compartí el trabajar y el estudiar con ellos. Fui asistente esporádico de Herbert Matter, entre otros. Por otra parte, también fueron determinantes las actividades en la ciudad de Nueva York, como exposiciones importantes y el acceso a innumerables publicaciones de interés. Todo lo anterior alimentaba el entusiasmo y la aspiración a más en cuanto a los resultados.

Regresa a la Habana en 1962 y se implica en las ideas socialistas. ¿El diseño ha ido para usted siempre muy vinculado a la reivindicación y al activismo político?

No podría estar de espaldas a los problemas sociales aunque no me afectaran directamente en lo personal. Creo que los avances han sido espectaculares en la ciencia, pero a estas alturas todavía los problemas sociales son bastante acentuados, es lamentable que se pueda hacer una lista bastante extensa de estos.

El diseño no debería ser nunca concebido para alentar desenfrenadamente el consumismo, que es una de las tantas adicciones y a la compra de productos donde la obsolescencia es provocada. Hay que estar alertas a la neurociencia, que ha permitido penetrar en el cerebro como nunca antes y poder determinar las áreas para estimular necesidades, en definitiva motivaciones, lo cual antes era de manera más intuitiva, de manera menos sustentada, de lo que son las circunstancias actuales.

En 1983 se instala en México y comienza a impartir clases en la Universidad Autónoma Metropolitana de México. ¿Qué le aporta la docencia y el contacto con los que serán los diseñadores del futuro?

Para mí la docencia me aporta más experiencia y las posibilidades de inculcar a los alumnos actitudes que no estén de espaldas a los problemas sociales. Además me permite estar actualizado en un mundo que avanza a pasos de gigante.

¿Qué valoración hace del actual diseño gráfico que se hace en España y Latinoamérica? ¿Ve diferencias entre Europa y América?

No es fácil establecer comparaciones, porque en definitiva uno no tiene los resultados de esos diseños en el público, los podemos tener en exposiciones, pero no es lo mismo. Hacer diseño actualmente es más fácil que nunca en la historia, concebir un diseño adecuado en las circunstancias actuales es un reto. A pesar de lo cual, para mí el diseño debe responder a las necesidades sociales y es una realidad que en los países más desarrollados se cuenta con más apoyo en todos los aspectos.

¿Qué papel considera que tiene hoy en día el diseño dentro de la sociedad y la cultura? ¿Se le da suficiente importancia?

El diseño en la cultura tiene un papel evidente, sobre todo en la cultura material, lo que insisto que se deberían de evaluar los resultados, porque el diseño con frecuencia es más para crear necesidades que para satisfacerlas, o para satisfacer necesidades de los clientes más que del público.

¿Cómo ve el diseño gráfico en los próximos 20 años? ¿Qué papel tienen el mundo online y las nuevas tecnologías?

Creo que los avances en los medios son imparables. Hay que estar alertas a la persuasión, que será más precisa con el incremento de la neurociencia, entre otros recursos.

¿Qué espera encontrar en Graphispag y GRADA?

Espero encontrar a un gremio en busca de un diseño que realmente pueda tener unos resultados más fructíferos en lo social. Si no fuera así sería una causa para aspirar a que así sea.

Cristina Benavides, colaboradora de Graphispag